VIRTUALIZACIÓN Y CÓMPUTO EN LA NUBE

VIRTUALIZACIÓN Y CÓMPUTO EN LA NUBE

Escalabilidad y dinamismo = El gran desafío de TI

Las empresas de hoy dependen de TI para impulsar la innovación y sobrepasar a sus competidores. Si bien cada organización puede tener su propia definición única de “innovación”, muchos de los elementos son comunes: acercarse cada vez más a los clientes para lograr sus objetivos de negocio, entregar servicios más atractivos que sus principales competidores y hacer que su fuerza de trabajo, cada vez más móvil más, sea más productiva y eficaz. TI tiene un reto aún mayor debido a la necesidad de proporcionar todo esto con la mayor rapidez que nunca y con un presupuesto ajustado, lo cual no la exime del cumplimiento de los niveles de servicio en el desempeño de los sistemas e infraestructura, de las directrices empresariales y de la seguridad.

A todo lo largo y ancho del mercado, los éxitos están creciendo. Para muchas empresas establecidas y de nueva creación, TI se ha convertido en una fuerza impulsora para los resultados del negocio: haciendo que fluyan los ingresos vitales, capitalizando rápidamente nuevas oportunidades de negocio, alterando los mercados y redefiniendo el paisaje competitivo. TI ha pasado de ser un centro de costos a convertirse en un claro socio estratégico del negocio, proporcionando valor y diferenciación en alineación con los objetivos clave del negocio.

Sin embargo, otras áreas de TI aún están luchando por descubrir este mismo tipo de éxito. Agobiadas con infraestructuras frágiles y en silos, así como enfoques obsoletos hacia la gestión de los sistemas, se encuentran a sí mismas trabajando duro solamente para soportar los sistemas existentes. Con recursos y presupuestos dedicados a mantener el status quo, TI batalla continuamente para hacer frente a un creciente número de peticiones atrasadas de las demás área de la empresa para nuevos servicios. A aquellas áreas de TI atrapadas en este modo reactivo les resulta casi imposible invertir en los tipos de sistemas y servicios que harían crecer el negocio y ofrecer nuevas e innovadoras formas de operar.

Afortunadamente, la áreas de TI están enfocándose cada vez más hacia la “Virtualización” y el “Cómputo en la Nube” (Cloud Computing) como una manera de romper este ciclo. ¿El objetivo? Formar una nueva asociación con las distintas áreas interesadas dentro de la empresa sobre la base de aumentar su capacidad para generar innovación y crear valor de negocio. Estas tecnologías le dan el poder a las áreas de TI para redefinir la manera en la que los servicios son producidos y entregados al negocio. El objetivo no es meramente llegar a ser un área de TI más eficiente, confiable y ágil –a pesar de que sin duda ofrecen eso también. Más bien, la meta es operar de una manera fundamentalmente diferente –más flexible y sensible a las necesidades del negocio.