CÓMPUTO EN LA NUBE

Escalabilidad y dinamismo = El gran desafío de TI

Las empresas de hoy dependen de TI para impulsar la innovación y sobrepasar a sus competidores. Si bien cada organización puede tener su propia definición única de “innovación”, muchos de los elementos son comunes:

  • Acercarse cada vez más a los clientes para lograr sus objetivos de negocio,
  • Entregar servicios más atractivos que sus principales competidores, y
  • Hacer que su fuerza de trabajo, cada vez más móvil más, sea más productiva y eficaz.

TI tiene un reto aún mayor debido a la necesidad de proporcionar todo esto con la mayor rapidez que nunca y con un presupuesto ajustado, lo cual no la exime del cumplimiento de los niveles de servicio (SLAs) en el desempeño de los sistemas e infraestructura, de las directrices empresariales y de la seguridad.

A todo lo largo y ancho del mercado, los éxitos están creciendo. Para muchas empresas, tanto establecidas como de nueva creación, TI se ha convertido en una fuerza impulsora para los resultados del negocio: haciendo que fluyan los ingresos vitales, capitalizando rápidamente nuevas oportunidades de negocio, alterando los mercados y redefiniendo el paisaje competitivo. TI ha pasado de ser un centro de costos a convertirse en un claro socio estratégico del negocio, proporcionando valor y diferenciación en la alineación con los objetivos clave del negocio.

Sin embargo, otras áreas de TI aún están luchando por descubrir este mismo tipo de éxito. Agobiadas por infraestructuras frágiles y en silos, así como por enfoques obsoletos hacia la gestión de los sistemas, se encuentran a sí mismas trabajando duro solamente para soportar los sistemas existentes. Con recursos y presupuestos dedicados a mantener el status quo, TI batalla continuamente para hacer frente a un creciente número de peticiones atrasadas de las demás área de la empresa para nuevos servicios. A aquellas áreas de TI atrapadas en este modelo reactivo les resulta casi imposible invertir en los tipos de sistemas y servicios que harían crecer el negocio y ofrecer nuevas e innovadoras formas de operar.

Afortunadamente, la áreas de TI están enfocándose cada vez más hacia la “Virtualización” y el “Cómputo en la Nube” (Cloud Computing) como una manera de romper este ciclo. ¿El objetivo? Formar una nueva asociación con las distintas áreas interesadas dentro de la empresa sobre la base de aumentar su capacidad para generar innovación y crear valor de negocio. Estas tecnologías le dan el poder a las áreas de TI para redefinir la manera en la que los servicios son producidos y entregados al negocio. El objetivo no es meramente llegar a ser un área de TI más eficiente, confiable y ágil –a pesar de que sin duda ofrecen eso también. Más bien, la meta es operar de una manera fundamentalmente diferente –más flexible y sensible a las necesidades del negocio.

El Camino hacia la Nube

Aumentar la automatización, la reducción de costos y la productividad más allá de los beneficios proporcionados por la Virtualización son los conceptos clave del Cómputo en la Nube.

El Cómputo en la Nube también se basa en una plataforma de TI virtualizada, pero requiere de un conjunto de capacidades esenciales que las empresas y organizaciones deben implementar y evolucionar con el fin de obtener el mayor beneficio de ella. Cada una de estas capacidades juega un rol en el éxito del área de TI y en su capacidad para ser un contribuyente más significativo al crecimiento del negocio. Estas capacidades son:

  • Servicios sobre demanda: Implementar un nuevo modelo de autoservicio para reducir los costos de TI y aumentar la agilidad.
  • Aprovisionamiento y despliegue automatizado de nueva infraestructura: Evolucionar en el cumplimientos de peticiones, el desarrollo de aplicaciones y los procesos de implementación para ganar nuevas eficiencias que sirvan a las necesidades del negocio.
  • Gestión proactiva de incidentes y problemas: Potenciar la automatización y la gestión basada en políticas para eliminar los procesos manuales propensos a errores y gestionar de forma proactiva los sistemas antes de que surjan los problemas.
  • Seguridad de la Nube, cumplimiento de normas y minimización de riesgos: Proteger el negocio, asegurando que los estándares a nivel empresarial integran políticas que permiten la automatización de los procesos de seguridad, auditoría y minimización de riesgos.
  • Gestión financiera de TI para la Nube: Hacer la transición hacia un nuevo paradigma financiero que proporciona transparencia y directamente vincula los costos de los servicios de TI con su demanda y consumo mediante la habilitación de mecanismos de desglose y amortización de cargos (showback / chargeback).

Las áreas de TI que inviertan en la evolución de su infraestructura de nube, sus procesos operativos y su estructura interna podrán ver un beneficio significativo en la forma en que operan y en el valor que pueden entregar al negocio. El avance en las capacidades esenciales de la nube ayudará a las áreas de de TI a operar de una manera más eficiente y con mayor agilidad, al tiempo que les permitirá ofrecer un ambiente más confiable para el amplia gama de cargas de trabajo que típicamente residen en un centro de datos virtual.

Beneficios

Los beneficios del Cómputo en la Nube proporcionan un claro potencial para reducir los costos de TI y obtener una mayor flexibilidad y rapidez en la implementación de los procesos de negocios.

Estos beneficios se desprenden de la reubicación de las inversiones a costos variables, de una viabilidad rápida para los nuevos procesos de negocios y/o cambios a los existentes, de la escalabilidad de los recursos de TI y del establecimiento de un esquema de cargos basado ​​en el uso de los servicios sobre demanda.

De manera general, estos beneficios se pueden sumarizar de la siguiente manera:

  • Flexibilidad
  • Automatización
  • Orquestación
  • Reducción de costos
  • Aumento de la productividad

Tipos de Nubes

Se distinguen tres formas básicas de Nubes: Nube Privada, Nube Pública y Nube Híbrida.

Nube Privada

Este modelo ayuda a los clientes a desarrollar una solución de nube que permite la flexibilidad para proporcionar la rápida expansión y contracción asociada con la nube pública, pero sin tener el riesgo de que los datos corporativos existan fuera de los firewalls de la empresa. En una etapa de maduración posterior, la plataforma de Nube Privada normalmente constituye el “pivote” mediante el cual se gestionan otros recursos de nube, tanto públicos como híbridos.

Una nube privada proporciona servicios de infraestructura de TI y aplicaciones a los usuarios a través de un portal de autoservicio. Los usuarios seleccionan un catálogo de servicios disponibles, por ejemplo, desplegar un nuevo servidor o aplicación, y una vez aprobado, el despliegue se realiza automáticamente y se pone a disposición del usuario.

La entrega de infraestructura de TI de esta manera reduce significativamente el tiempo que toma entregar nuevas aplicaciones y servicios al negocio. También proporciona una base sólida para habilitar la nube híbrida, en la que las cargas de trabajo pueden migrar fácilmente hacia y desde una nube pública, pero siguen siendo supervisadas centralmente y bajo el control de TI.

En el núcleo de las soluciones de Nube Privada se encuentra una plataforma de gestión de nube, la cual convierte una infraestructura virtual ordinaria en una nube de recursos. Así como la virtualización abstrae los recursos de hardware en pools, la plataforma de gestión de nube puede abstraer los conjuntos virtuales de recursos en una nube proporcionando una consola centralizada a través de la cual todos los recursos se aprovisionan, se acceden y se gestionan independientemente de la tecnología o ubicación subyacente. La plataforma de Nube Privada puede ampliarse de forma transparente para ofrecer servicios de TI y automatización adicionales a medida que evolucionan las necesidades de recursos de nube de la empresa.

En Excorp estamos convencidos de que la Nube Privada constituye el mejor inicio del “Camino hacia la Nube”, que pueda llevar a la organización en su conjunto a obtener la máxima flexibilidad y agilidad en este tipo de infraestructura de TI.

Cabe señalar que las soluciones de infraestructura híper-convergente son idóneas para sustentar nubes privadas, combinando cómputo, almacenamiento y red en una sola infraestructura integrada, lo que facilita la automatización. Esta infraestructura integrada viene pre-dimensionada, probada y validada, lo que ayuda a reducir el tiempo que se tarda la planificación y despliegue de una infraestructura completa de TI, lista para alojar aplicaciones empresariales.

¿Cuáles son los beneficios de una plataforma de Nube Privada?

  • Sencilla administración de recursos de nube, tanto privados como públicos e híbridos, creando una nube común
  • El portal de autoservicio ofrece a los usuarios acceso sobre demanda a los recursos que necesitan
  • Su arquitectura permite una gestión transparente de múltiples nubes y tecnologías
  • A través de un punto central de acceso se garantiza que los usuarios no excedan el uso de recursos más allá de lo que tienen presupuestado
  • Su diseño con “multi-tenencia” permite una estricta separación por grupos o líneas de negocio
  • Desde una única consola de gestión permite administrar todos los recursos de nubeLa plataforma proporciona informes de costos sobre el consumo de recursos
Nube Pública

La nube pública, ofrecida a través de nuestros asociados, brinda la oportunidad de utilizar recursos de cómputo y almacenamiento flexibles, ya sea a corto o largo plazo, sin el compromiso de adquirir hardware y software. La facilidad de administración y la configuración de autoservicio hacen que la nube pública sea una herramienta valiosa para muchos escenarios empresariales.

Nube Híbrida

Una nube híbrida es un modelo informático en el que una organización proporciona y gestiona algunos recursos de manera interna y otros los proporcionan externamente, normalmente existiendo transportabilidad de las aplicaciones y cargas de trabajo de un entorno a otro.

Esto permite a una empresa aprovechar la escalabilidad y la rentabilidad de la nube pública sin exponer aplicaciones y datos de misión crítica a vulnerabilidades de terceros.

En Excorp nos enfocamos al desarrollo de estrategias, en conjunto con los clientes, para la implementación exitosa de Nubes Privadas, Públicas e Híbridas que proporcionen los beneficios completos del Cómputo en la Nube tanto a las áreas de TI como a la organización en su conjunto, permitiéndoles evolucionar desde patrones meramente reactivos a patrones proactivos o incluso innovadores respecto a las cambiantes y cada vez más exigentes requerimientos del negocio.

Tendencias del Cómputo en la Nube

Estudios recientes mostraron los siguientes resultados:

Empresas a nivel mundial que ya están ejecutando aplicaciones de producción en la nube. 45%
Aplicaciones empresariales que formarán parte del entorno de nube en 2 años. 39%
Empresas que han reportado ahorros al moverse a la nube. 82%
Adoptantes que han visto mejoras después de 6 meses de haberse movido a la nube. 80%

Gestión de la nube

Una plataforma de gestión de nube es la clave para crear ambientes a gran escala que pueden proporcionar acceso con autoservicio, “multi-tenencia” con aislamiento de cada ambiente, cumplimiento de políticas, medición de consumos e informes financieros. Para liberar estos beneficios se requiere la consideración de muchos factores, incluyendo la red, la seguridad, la administrabilidad, los artículos del catálogo de servicios y más.

Los servicios de gestión de nube, que son parte de las soluciones que Excorp provee, mitigan el riesgo y ayudan a asegurar una progresión exitosa hacia un entorno habilitado para la nube. Nuestros servicios comprenden diferentes fases: descubrimiento de casos de uso, definición de requisitos, diseño de la arquitectura, implementación, validación de la implementación, documentación y entrega.

Gestión de Contenedores

Muchas empresas están adoptando un enfoque de infraestructura híbrida en el que los recursos de cómputo, red y almacenamiento se alojan tanto en sitio como en los centros de datos de proveedores de servicios, o son ubicados en una o más nubes públicas. Cada entorno aprovecha normalmente un “stack” de tecnología diferente, lo que hace difícil mover aplicaciones y servicios a través de plataformas debido a sus diferentes hipervisores, APIs y sistemas de gestión.

Sin embargo, con la maduración de la tecnología de Contenedores de software y sus capacidades de abstracción, es ahora posible desplegar servicios de forma transparente sin tener en cuenta las diferencias en las tecnologías subyacentes. Esto simplifica las operaciones y permite que las cargas de trabajo se enruten dinámicamente para aprovechar las ventajas de costo, capacidad y rendimiento en tiempo real.

Excorp representa diversas soluciones de Contenedores y ofrece servicios que le ayudarán a aprovechar este nuevo enfoque de la implementación y administración de servicios aplicativos.