HÍPER-CONVERGENCIA

¿Es la Híper-Convergencia adecuada para su organización?

La respuesta es “Sí”, si se está buscando traer beneficios similares a la nube a su centro de datos local.

Cada vez más clientes están considerando la adopción de soluciones de infraestructura híper-convergente (HCI por sus siglas en inglés) en sus centros de datos. ¿Los móviles principales? Para la mayoría de ellos, es buscar una mayor eficiencia, una mayor facilidad de uso y una reducción de costos.

HCI es una solución que cambia el juego y que simplifica la infraestructura de un centro de datos al integrar productos de servidor, almacenamiento, red y virtualización en una plataforma llave en mano. La mayoría de las plataformas HCI también superponen herramientas de administración y orquestación para crear una experiencia fluida.

No es de sorprender que HCI esté captando grandemente la atención. En 2016, Gartner informó que el mercado de HCI crecería un 79% para ese año. También señaló que HCI es el segmento de más rápido crecimiento del mercado global de sistemas integrados, creciendo a casi $5 mil millones de USD para 2019.

Trayendo la nube a casa

En el mundo competitivo de hoy en día, las organizaciones buscan aportar beneficios de ahorro de costos a sus centros de datos locales, como son la capacidad de autoservicio, la capacidad de pago sobre consumo y la capacidad de escalabilidad según sea necesario.

Para cumplir con estos objetivos, un centro de datos debe estar totalmente integrado, permitiendo que todas las aplicaciones compartan datos con otras cargas de trabajo de manera transparente y eficiente. Los servicios clave, como la seguridad y el análisis informático, deben poder interoperar completamente con múltiples aplicaciones. La conectividad también debe ser confiable y flexible, con una gestión centralizada y consistente disponible en todo tipo de infraestructuras (tanto locales como en la nube), así como sobre diferentes sistemas operativos o plataformas de virtualización.

Para sacar el máximo provecho de la escalabilidad, un centro de datos debe ser capaz de hacer uso de los “pools” conformados por una variedad de recursos de infraestructura, lo que permite aumentos y disminuciones rápidos en la capacidad de los mismos según sea necesario.

Cómo brilla el modelo HCI

La obtención de beneficios similares a los de la nube dentro de un centro de datos local se logra mejor mediante el despliegue de un entorno híper-convergente de alto rendimiento desarrollado por un solo fabricante que tiene una infraestructura integrada de elementos pre-configurados de cómputo, almacenamiento, red y software. Mediante el uso de software se pueden ajustar y poner a punto los componentes de HCI, de modo que todo el entorno puede ser modificado y actualizado fácilmente y de forma rentable siempre que sea necesario.

Los centros de datos tradicionales que incorporan recursos de varios fabricantes no suelen ofrecer una interoperabilidad y una administración sencilla y eficiente. Por otro lado, una HCI hace que un centro de datos sea más eficiente y productivo al reunir todos los recursos bajo un mismo paraguas, ahorrando a los miembros del equipo de TI numerosas tareas de configuración y gestión altamente consumidoras de tiempo.

Un centro de datos para el futuro

HCI también ayuda a las organizaciones a mantenerse al día con las nuevas metodologías y tecnologías diseñadas para agilizar las operaciones, mejorar la eficiencia y reducir los costos. A medida que su organización construye un plan de TI a 3 o 5 años, puede estar seguro de que una solución HCI ayudará a lograr estos objetivos.

Si las predicciones de Gartner son ciertas (y sabemos que no siempre lo son), la mayoría de los centros de datos locales se moverán a HCI, lo que tiene sentido porque los beneficios del modelo son obvios y convincentes.

Rápida relación “Tiempo-Valor” para las organizaciones de TI modernas

La Híper-Convergencia es una infraestructura de cómputo provista normalmente por un solo fabricante de hardware para el hospedaje de cargas de trabajo virtuales. Específicamente, es una infraestructura que combina perfectamente todos los componentes y servicios de TI por debajo del hipervisor en un bloque de construcción x86. La Híper-Convergencia significa que no hay silos de componentes de TI / hardwares independientes. Y, no hay necesidad de administrar dispositivos discretos ni tener una capacitación especializada en esas tecnologías, como las redes de área de almacenamiento (SAN), la optimización de WAN o inclusive los sistemas de respaldo.

Las soluciones de infraestructura híper-convergente de hoy en día han recorrido un largo camino desde su introducción hace varios años. Una plataforma de hardware que ofrece cómputo, almacenamiento y redes, todo en una sola caja, hace que las modernas tecnologías híper-convergentes sean atractivas para las organizaciones de TI por una serie de razones, entre ellas, la liberación de tiempo valioso que le permite poner foco en proporcionar innovación al negocio.

Con un appliance híper-convergente, los aspectos de configuración, operacionales y de gestión son manejados por software, ofreciendo una automatización inteligente “lista para usarse” sin complejidad de integración. TI puede simplemente hacer un pedido de un appliance, conectarlo a su infraestructura, y listo. Con una relación “Tiempo-a-Piso” tan rápida, los profesionales de TI pueden trabajar en los proyectos estratégicos que importan a la organización.

Debido a que las soluciones híper-convergentes eliminan los silos de los centros de datos, los problemas de solución de problemas se simplifican, sin necesidad de averiguar cuál de sus numerosas tecnologías o sistemas necesita atención. La responsabilidad de un solo fabricante también elimina el juego culpable del vendedor, acelera el tiempo de resolución y aumenta la satisfacción del soporte.

Beneficios de las infraestructuras híper-convergentes actuales:

  • Gestión simplificada y centralizada
  • Relación “Tiempo-Valor” extremadamente rápida
  • Facilidad de integración + seguridad interconstruida
  • Tecnología definida por software
  • Agilidad y escalabilidad del negocio
  • Reducida complejidad del almacenamiento
  • Menores costos de energía
  • “Huellas” más pequeñas del centro de datos

Debido a su naturaleza flexible y escalable, las organizaciones siguen desarrollando nuevos casos de uso para HCI.

Casos de uso típicos para HCI son:

Cargas de Trabajo de Propósito General
Infraestructuras de Escritorios Virtuales
Análisis (Clusters Hadoop, etc.)
Cargas de Trabajo Remotas o de Sucursales (ROBO)

Excorp ofrece una evaluación de infraestructura de TI que se adapta a sus necesidades y puede incorporar una revisión de sus infraestructuras de servidor, almacenamiento, virtualización, red, respaldos y recuperación de desastres. Si es necesario, la capacidad y el dimensionamiento del desempeño también se pueden agregar al alcance de la evaluación para ayudar a determinar los requisitos para una nueva infraestructura HCI.