TIPOS DE VIRTUALIZACIÓN

Panorama

La tecnología de virtualización permite a su organización:

Reducir los costos de energía tanto como un 80%
Reducir los costos de hardware y de operación hasta un 50%
Reducir el tiempo que se tarda en aprovisionar nuevos servidores tanto como un 70%

Virtualización de Servidores

La virtualización de servidores reduce drásticamente el número de servidores físicos de una organización permitiendo que varios “servidores virtuales” se ejecuten en un número único o reducido de servidores físicos compartidos.

Cada servidor virtual tiene su propio sistema operativo y las aplicaciones se ejecutan de forma normal, de modo que los usuarios tienen acceso a ellos a través de la red como de costumbre. Varios servidores virtuales se gestionan a través de una capa de gestión única, o “hipervisor”.

Con la virtualización, se pueden priorizar los recursos del sistema y asignarlos de inmediato a los servidores virtuales que más los necesiten en un momento dado, todo en función de las prioridades del negocio. La virtualización no requiere administrar recursos virtuales y físicos por separado; además promueve una mayor flexibilidad y consistencia en todo el entorno de TI.

Virtualización de Escritorios de Trabajo

Una Infraestructura Virtual de Escritorios de Trabajo (o VDI por sus siglas en inglés) consolida grandes conjuntos de PCs de escritorio en una granja centralizada de servidores donde cada usuario tiene su propia PC “virtual”.

En lugar de que los usuarios tengan una computadora costosa y dedicada en su escritorio, ellos acceden a una versión completa del entorno del sistema operativo que incluye sus aplicaciones de escritorio, la cual está ubicada remotamente en un servidor. Óptimamente lo hacen desde clientes ligeros (o thin clients) de mucho menor costo.

Virtualización de Aplicaciones

La virtualización de aplicaciones reduce drásticamente el número de servidores físicos y PCs de escritorio en una organización permitiendo que se ejecuten múltiples aplicaciones en una sola máquina o en un número reducido de servidores dentro de una granja de servidores dedicada.

Las aplicaciones comparten recursos del sistema tales como sistema operativo, memoria y potencia de procesamiento, con cargas de trabajo equilibradas para asegurar un rendimiento óptimo.

Virtualización de la Red

Algunos fabricantes de software como VMware están ahora rompiendo los límites de las redes físicas tradicionales. La virtualización de la capa de red tiene muchos beneficios para la organización.

Al igual que un hipervisor de servidor permite la creación de máquinas virtuales de software, un hipervisor de red permite la creación de redes virtuales de software. Estas pueden ser creadas, guardadas, eliminadas y restauradas, justo igual que las máquinas virtuales, pero en el caso de la red, además se simplifican las reglas complejas de definición de las redes, a la vez que se facilita el despliegue de las mismas.

Esto proporciona grandes ventajas respecto a la velocidad de implementación de las aplicaciones, el ahorro de costos y la seguridad.

Virtualización del Almacenamiento

La capacidad de almacenamiento se elimina de los usuarios y servidores individuales y se implementa en “pools” dedicados o compartidos. De esta manera, la capacidad de almacenamiento es asignada y accedida por los usuarios y servidores a través de la red y se puede ajustar en cualquier momento para satisfacer la demanda real.

Gestionado de forma proactiva, el espacio en disco se puede utilizar plenamente sin desperdicio. La planificación de la capacidad, la clasificación de los datos por importancia, el respaldo y la restauración, y el equilibrio en horas punta se hacen todos más fáciles.

Las 5 principales razones para adoptar la Virtualización

  1. Obtener más de sus recursos existentes.
    Con funciones como el aprovisionamiento delgado (“thin provisioning”), la compartición transparente de páginas de memoria y el balanceo de cargas (p.ej. a través de Dynamic Resource Scheduler o DRS en VMware vSphere), es posible utilizar mejor los recursos de hardware de su infraestructura.
  2. Reducir los costos del centro de datos al reducir su infraestructura física y mejorar la proporción del número de servidores por administrador de sistemas.
    Menos servidores y hardware relacionado de TI significa también reducción en costos de bienes raíces, reducción en costos de mantenimiento y reducción en los requerimientos de energía y refrigeración. Con mejores herramientas de administración es posible mejorar la proporción del número de servidores por administrador de sistemas, de modo que el personal pueda ser utilizado de manera más eficaz.
  3. Aumentar la disponibilidad del hardware y las aplicaciones para una mejor continuidad de negocio.
    Es posible realizar copias de seguridad y migración de entornos virtuales completos sin interrupción en el servicio. También eliminar el tiempo de caída planificado y recuperarse inmediatamente de problemas no planificados.
  1. Obtener flexibilidad operativa.
    Es posible responder a los cambios requeridos mediante una administración dinámica de recursos, un aprovisionamiento de servidores más rápido y una implementación mejorada de escritorios y aplicaciones. También es posible la movilidad de los servidores y escritorios virtuales y la flexibilidad en el mantenimiento del hardware físico en cualquier momento del día.
  2. Mejorar la capacidad de administración y seguridad de los escritorios de trabajo.
    Es posible implementar, administrar y supervisar entornos de escritorio de trabajo seguros a los que los usuarios puedan acceder de forma local o remota, con o sin conexión de red, en casi cualquier computadora de escritorio, portátil o tableta. También es posible reducir el número de imágenes de escritorio que necesitan administrarse y ofrecer opciones sencillas de actualización y reestablecimiento de escritorios para reducir los costos de operación.